Posteado por: rbtwin | 9 junio, 2010

Etologia

Etologia

Colaboro con la protectora de valencia desde hace casi dos años prestando el servicio de etología. La etología es la ciencia que estudia el comportamiento espontáneo de los animales en su medio natural. Tiene por objeto la descripción y explicación de la conducta de cada especie. Como rama aplicada de la misma, mi trabajo como etólogo clínico, consiste, aparte de la prevención, en el diagnóstico y tratamiento de perros y gatos con conductas problemáticas que dificultan su convivencia con las personas. Se trata de una ciencia joven, con poca tradición en España, pero reconocida ampliamente en otros países.

La prevención es el mejor antídoto frente a la aparición de problemas de conducta; pero para poder prevenir es necesario que la gente aprenda cómo son y qué necesitan sus animales. En la educación y socialización del cachorro, y en general de cualquier edad, deberíamos desterrar falsos mitos y formas inapropiadas de manejo. “El perro te monta porque es muy dominante”, “restriega el hocico en la orina para que aprenda que hacerlo en casa no está bien”, “un buen castigo a tiempo ha sido efectivo porque no lo ha vuelto a hacer”, “mi perro sabe que hacer pipi en casa está mal porque cuando entro en casa y me ve retrocede”. ¿Te suena?. Todos ellos son ejemplos de falsas concepciones que deambulan por ahí en forma de consejos “bienintencionados”. Con las primeras señales deberíamos intervenir. No hacer nada o simplemente amoldarnos a los problemas es un error. Por ejemplo, no deberíamos permitir que los primeros gruñidos se conviertan en mordiscos, que la solución a la agresividad de mi perro con otros canes pase por evitar el contacto con todos ellos, o que toda la vida de mi perro el paseo sea un infierno porque siempre va tirando de la correa.

Más allá de la prevención, y una vez se es consciente de que hay algún problema, sin un buen diagnóstico no es posible un adecuado tratamiento. Normalmente en lo que se fija el propietario es en la conducta, pero casi siempre ésta es solo un síntoma de un problema subyacente; y es éste el que debería ser tratado. Orinar en casa es la conducta, pero lo que la motiva puede variar; bien porque el animal es demasiado joven, tiene un trastorno orgánico, no tiene los hábitos de eliminación bien establecidos, por un problema de ansiedad, o como forma de marcaje. En función de que la causa sea una u otra, el tratamiento es diferente. En otras ocasiones los propietarios perciben como problemáticas conductas normales como la coprofagia, el olfateo de eliminaciones de otros congéneres o el marcaje con orina.
Si el diagnóstico es acertado, el tratamiento será mucho más efectivo. Contamos con muchas herramientas que podemos emplear de forma conjunta. Partiendo de unas buenas pautas de manejo introducimos, en función del caso, psicofármacos y feromonas, obediencia y técnicas de modificación de conducta, castración, ejercicios específicos de manipulación, protección de recursos, etc. El tratamiento se realiza al perro, pero lo aplica la persona, por lo que centro mis esfuerzos en que el propietario aprenda.

En el trabajo diario con los perros, el punto de partida siempre es el respeto. Respeto porque no podemos olvidar que son seres vivos que, como tú o yo, sienten y sufren. El camino que sigo es el de una metodología basada en el refuerzo positivo en vez de en el castigo; con el convencimiento de que éste último sólo provoca miedo, agresividad y desconfianza, y con la convicción de que no tenemos derecho alguno a aplicarlo.

De mi colaboración con la protectora, el balance personal de este periodo es bastante satisfactorio, al saber que ayudo a algunos perros a mejorar su calidad de vida y a tener más posibilidades de ser adoptados; pero queda mucho por hacer.

Dos de las funciones primordiales de cualquier organización como ésta deben ser maximizar el bienestar de los animales y el éxito del proceso de adopción; y en ambos la etología clínica puede ser de gran utilidad.

Respecto al bienestar, está demostrado que los refugios son fuente de abundantes estresores ambientales. Aspectos como el hacinamiento, el ruido, el aislamiento social, la falta de estimulación física y mental, etc., provocan efectos indeseables como estrés crónico, miedo, fobias, ansiedad y estereotipias entre otros, que son síntomas de un bienestar claramente afectado. Actualmente el trabajo se está realizando con perros y nos estamos centrando en los casos más urgentes conforme van saliendo a la luz; pero deberíamos marcarnos como objetivo abarcar al mayor número de perros posible y sistematizar la forma de trabajar. Para ello sería necesario formar un grupo de terapia. Además se deberían introducir cambios a nivel de infraestructuras que permitan evitar tanto el aislamiento como el hacinamiento, crear zonas de esparcimiento, una pista de trabajo, etc. Todo ello permitiría plasmar en fichas individualizadas la valoración etológica de todos los animales, lo cual posibilitaría tratar los problemas detectados y elegir para cada familia el mejor ejemplar en función de sus características.

Respecto al éxito del proceso de adopción, habría que empezar analizando por qué se produce el abandono; y en este sentido, aunque hay muchos factores que influyen, numerosos estudios han constatado que la primera causa del mismo es la existencia de problemas de comportamiento. Es su condición de molestos y/o peligrosos lo que hace que se acabe tomando una decisión tan drástica. Por desgracia, la mayoría de la gente busca ayuda profesional cuando “está desesperada” y por tanto la relación con la mascota está muy deteriorada y el problema cronificado.

Actualmente, aunque la valoración etológica no se ha realizado y por tanto el conocimiento de los animales no es el deseable, sí se acaba de confeccionar un “formulario de preadopción” para ayudar a los trabajadores del centro a mejorar el proceso de elección, haciéndolo más racional, al considerar los deseos, circunstancias y necesidades de los adoptantes.

Una vez adoptado el mejor animal posible para una familia determinada, es importante centrarse en mejorar el conocimiento del adoptante sobre la mascota escogida (perro o gato), para conseguir que la relación entre ambos sea la mejor posible. En estos momentos la protectora ofrece de forma gratuita una charla informativa donde enseño a los adoptantes pautas de manejo y consejos útiles.

A todos nos une un mismo objetivo, y entre todos debemos alcanzarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: