Posteado por: rbtwin | 15 junio, 2010

Maestros que no enseñan

“ACTIVIST DE PROTECCIÓN ANIMAL. 09/06/10. “Verdaderamente el hombre es el rey de las bestias, pues su brutalidad supera la de éstas.” LEONARDO DA VINCI

Maestros que no enseñan, estudiantes que no aprenden, gente que no respeta y autoridades que no actúan. Eso es Oaxaca. Todo ello sucede mientras el resto de la sociedad -frustrada y en estado de indefensión- se limita a observar cómo unos cuantos violan sus derechos. De qué progreso, transformación, unión, hablamos en Oaxaca, si aquí las palabras ÉTICA, EDUCACIÓN y RESPETO existen únicamente en el diccionario. Si en todos los ámbitos son LA IMPUNIDAD, EL CAOS, LA CORRUPCIÓN Y LA ANARQUÍA lo que impera.


Los que defendemos los derechos de los animales lo sabemos muy bien. Tan es así que las Escuelas de Medicina de la UABJO y la URSE(por cierto “certificadas”) siguen utilizando perros para vivisección, para luego lanzarlos recién operados a la calle, dizque para ampliar sus conocimientos de medicina. ¿Cómo explican entonces que el examen para contratar personal para las brigadas médicas sólo haya sido aprobado por tres (3) de los 27 médicos que lo presentaron, y que NINGUNO HAYA APROBADO el examen para perito médico de la Procuraduría de Justicia del Estado? (diario Noticias de Oaxaca, 18-V-10, pág. 16A ARCHIVO ADJUNTO).
En ÉTICA: REPROBADOS. En CONOCIMIENTOS: TAMBIÉN.

Y si de actos criminales de ciertos individuos en contra de la comunidad se trata, aquí simplemente las autoridades son ciegas, sordas y mudas. Todo está permitido en Oaxaca ante la complacencia de los que supuestamente representan a la sociedad. Y para muestra basta un botón. Presentamos aquí el relato de una ciudadana oaxaqueña:
“Jueves 27 de mayo. En la noche empezó la pesadilla. A las 11:30 de la noche me avisan unos vecinos que alguien envenenó a su perro. Al principio pienso que el veneno era para mis animales y otro perro se lo comió. Pero no, el veneno fue puesto por gente que odia a los animales, que si pudiera desaparecería a todos los perros y los gatos, lo que dada la cantidad de basura que inunda nuestra ciudad traería como consecuencia una plaga de ratas y de cucarachas. ¿Tendremos que llegar a esos extremos para valorar la importancia de los animales de compañía?
Al día siguiente, viernes 28, salgo como todas las mañanas a caminar con mis tres perros, otros que nos acompañan y mis bolsas de plástico, por si defecan. Todos mis perros llevan su correa, cuando veo que mi Daisy recoge algo del suelo, y pienso en el veneno. Efectivamente empieza a convulsionarse, la llevo a casa, le aplico PROCIN… sin éxito. El veneno era mortal. Despierto a mi hijo para decirle lo que pasa y enterrar a Daisy, una perrita cariñosa que me ha acompañado por 4 años, que rescaté de la calle, esterilicé y a quien el veterinario posteriormente aplicó quimioterapia a causa de un tumor venéreo.

Terminamos a las 9 de la mañana cuando tocan otros vecinos para decirme que hay perros convulsionándose en las Colonias Ejidal, Sauces, Educación y Elsa por haber comido veneno que fue arrojado a las calles por “humanos”. Corremos a auxiliarlos. No podemos hacer nada, todos mueren. A media mañana, al salir vemos a nuestro amigo, “EL Chato” convulsionándose por haber comido venero, le aplicamos procin como relajante muscular para inducir el vómito, le damos tortilla quemada para que absorba el veneno y ¡lo salvamos!

Entonces nos damos cuenta de la gravedad del caso, de que es algo organizado y empezamos a alertar a los vecinos con nuestro megáfono sobre el veneno que ha sido tirado en las calles por personas criminales, irresponsables, sin escrúpulos, sin moral. En total 17 (diecisiete) perros asesinados, algunos con dueño y otros comunitarios, cuyos cadáveres están abandonados en las calles…

Sábado 29, 8:15 A.M. Al salir de casa ¡¡¡vemos otra vez al “El Chato” convulsionándose!!! Y atrás de él otra de nuestras amigas de cuatro patas en el mismo estado ¡¡¡Por Dios!!!
Pensamos que o hay veneno aún tirado en las calles o volvieron a tirar veneno. No pudimos salvar a ninguno. Lo único que pudimos hacer fue ayudarlos a morir rápidamente, sin tanto sufrimiento. Procedimos a enterrarlos.

Esta actitud criminal pone en peligro no sólo a nuestros animales, sino también LA SALUD Y LA VIDA de los que habitamos en este lugar, SOBRE TODO DE LOS NIÑOS QUE POR CURIOSIDAD PUEDEN INGERIR ESTOS VENENOS, algunos de los cuales producen UN DAÑO IRREVERSIBLE AL HÍGADO Y RIÑONES. ¿Qué pasaría SI EL VENENO LLEGARA A CONTAMINAR UN MANTO ACUÍFERO?”

El Reglamento para Propietarios y Poseedores, Caninos y Felinos del Municipio de Oaxaca de Juárez, en su artículo 53 prevé la aplicación de sanciones a quien viole el artículo 33 que prohíbe expresamente el envenenamiento de perros y gatos y que a la letra dice: “ARTÍCULO 33.- Queda estrictamente prohibido el uso de solventes, inhalantes, venenos corrosivos y substancias tóxicas que produzcan un daño intencionado en el canino o felino con fines de exterminio o agresión.”Sin embargo, lo que en un país civilizado sería impensable y duramente penalizado, aquí a ninguna autoridad le importa, a nadie se le sanciona. Tal fue el caso de Santo Domingo Tomaltepec, donde en el mes de marzo del año en curso el Presidente Municipal y el Regidor de Salud,(Contador público) a solicitud de una persona envenenó a más de doscientos perros, muchos de ellos con dueño, y dejó los cadáveres regados en toda la población durante varios días, contaminando el medio ambiente y provocando la intoxicación de varios niños.
¡Cuánta ignorancia, crueldad, irresponsabilidad y falta de respeto hacia los ciudadanos y sus animales! ¡Cuánta razón tenía el filósofo alemán Arthur Schopenhauer al afirmar que ” El hombre ha hecho de la Tierra un infierno para los animales.”

¿Cuánto tiempo más seguiremos siendo una sociedad pasiva, desorganizada, inerme, a merced de quienes actúan a costa de los demás? Debemos organizarnos para evitar que esto continúe. Vigilemos, observemos, fotografiemos, denunciemos estos actos viles. Ya es hora de ser una sociedad activa que defiende a sus animales de las personas violentas que los agreden y les ocasionan la muerte.
¡ALTO A LA IMPUNIDAD EN OAXACA!
LOS CIUDADANOS POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS DE LOS ANIMALES EXIGIMOS A LAS AUTORIDADES QUE CUMPLAN CON SU OBLIGACIÓN DE VELAR POR NUESTRA SALUD, LA DE NUESTROS HIJOS, Y LA DE LOS ANIMALES DE COMPAÑIA.

“La crueldad con los animales es una de las perversidades
más características de un pueblo bajo e innoble…
no es conciliable con una educación y una cultura verdaderas.”
ALEXANDER VON HUMBOLDT

Anuncios

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: